Voy a pasármelo bien

Hoy me he levantado dando un salto mortal
he echado un par de huevos a mi sartén
dando volteretas he llegado al baño
me he duchado y he despilfarrado el gel
Porque hoy... algo me dice que voy a pasármelo bien...

Sé que tengo algunos enemigos
pero esta noche no podrán contar conmigo
porque voy a convertirme en hombre-lobo
me he jurado a mí mismo que no dormiré solo
Porque hoy... de hoy no pasa y voy a pasármelo bien...

Voy a cogerme un pedo de los que hacen afición
me iré arrastrando a casa con la sonrisa puesta
mañana ya si puedo dormiré la siesta
pero esta noche no (esta noche no).
Esta noche, algo me dice... que voy a pasármelo bien...

Bueno, vamos a ver que encontramos
en esta agendilla de teléfonos, nunca se sabe
Marta, María del Mar, Ana, Elena estará?, no sé,
Pero voy a pasármelo bien...

Hoy me he levantado dando un salto mortal
me he quitado el pijama sin usar las manos
dando volteretas he llegado al baño
le he dado buenos días a mis padres y hermanos
Porque hoy... hoy no se porqué, pero voy a pasármelo bien...

Voy a pasármelo bien.
Voy a pasármelo muy bien.
Muy bien, muy bien.
Y voy a pasármelo bien.
Muy bien, muy bien, muy bien.


Te necesito

Siempre quieres parecerte...
a tantas cosas que no eres...
viajar en coches deportivos...
acostarte con mujeres...
No puedo dormir...
estoy tan solo aquí
y te necesito... yo te necesito...

He generado tanto odio,
tanto odio y tanto amor
que a veces creo volverme loco
viendo cómo sale el sol
dentro de esta habitación...
Quisiera que como a cualquiera...
algo me sorprendiera...
y te necesito... yo te necesito...

El techo es tan alto...
y tan fría la pared...
y tengo, tanto miedo...
de perderme o desaparecer...

Siempre que tengas futuro,
verás delante la autopista
soy un piloto de la Segunda Guerra
una ola que se eleva...
Nadie sabe mi misión.

Sobrevuelo América...
y sólo pienso en ti,
y te necesito... yo te necesito...
Y ya nada me importa, sólo tú...
yo te necesito...


Aprender a caer

Tienes que aprender a caer...
antes de tus alas mover...
Y no hay mucho tiempo...
y sopla muy fuerte el viento...

Y tú... Tienes que aprender a nadar...
antes de intentar navegar...
Todos van corriendo...
y hay que saber andar... primero...

Todos miran, hacia arriba
y nadie se para a pensar...
Que tienes que aprender a caer...
antes que aprender a volar.

Que tienes que aprender a caer...
antes que aprender a volar.
Todos miran, hacia arriba
y nadie se para a pensar...

Que tienes que aprender a caer...
antes que aprender a volar.
Que tienes que aprender a caer...
antes que aprender a volar.


Esta tarde

Esta tarde... es una tarde especial
crees que dijo que hoy te llamaría...
Tus amigas te tendrán que aconsejar
qué pedirás en el bar.

Has quedado a tomar café
y a ti nunca te ha gustado.
Y qué cara vas a poner...
cuando se siente a tu lado.

Hoy te pondrás, tus vaqueros más gastados
y con cuidado te despeinarás...
Y en la ventana, le verás llegar
detrás de la cortina...
Fumarás medio paquete de rubios
robado a tu mama...

Y ya eres un poco mayor...
para ponerte tan nerviosa.
Le entregarás tu corazón...
como cualquier cosa.

Y esta tarde, iréis los dos a merendar
y yo os saludaré al pasar...


Tú me gustas

Yo siempre he sido el clásico torpe,
que tira un vaso o rompe un jarrón,
me hago el amable ofreciendo gazpacho,
y acabo echándole el típico pringotazo,
a tu padre en el pantalón.

No tengo un duro ni tampoco lo valgo,
llevo unos años en pecado mortal,
no soy bajito ni tampoco muy alto,
y reconozco que soy un animal,
en potencia sexual.

Ya sé que yo a ti no te gusto nada,
y quiero que sepas que tú a mí me encantas,
no podré vivir sin ti.

Porque me gustas, tú lo sabes,
y aunque te parezca extraño
nos caeremos muy bien,
y hasta podríamos, quizá casarnos...
¡Quién sabe!

Ya es un poco tarde
podríamos irnos a alguna parte
donde estemos solos
y poder contarte...

Que tú me gustas, ya lo sabes
cuando entraste por la puerta me tembló el corazón,
y algo me dijo, tú me gustas,
tú me gustas.

Nuestros signos del zodiaco
están muy bien complementados,
fumas el mismo tabaco,
creo que estoy enamorado.

Tú me gustas

El último baile

La suciedad,
descansa debajo de las alfombras,
de la ciudad... Él echa un trago,
aprieta los dientes con cuidado
de no volver a llorar.

Y entre sus cosas,
se rompe un cristal
es una foto antigua...
paisaje con sonrisas, en el mar...

Ella es,
ella es muy fría en sus decisiones
Él no sabe qué decir
pasaban las noches
con sus libros y despertadores
puestos a distinta hora.

Él anda despacio,
arrastra los pies,
y a cada paso
piensa en llamarla y decir...

Te quiero... te quiero,
quieres bailar la última vez
quieres besarme
quieres volver..

El último baile
para besarte otra vez
un último abrazo
y prometo que me iré

Que me iré...
Que me iré...
Que me iré...
Que me iré...


Chico, tienes que cuidarte

Ayer fui a visitar
a mi médico de cabecera
y la verdad, es que no sé por qué.
Y es que a veces te da por pensar,
que algo te funciona mal
cuando la verdad
es que me encuentro bien.

Me senté un ratito en la sala de espera
y ojeando una revista me enteré
de quién se acuesta con la jet set,
pero inmediatamente vino la enfermera,
¡puede pasar usted!

Levántate la camisa,
respira hondo y dime "treinta y tres".
Tú fumas bastante, dime si me equivoco,
¿pero qué te pasa, te estás volviendo loco?

Chico tienes que cuidarte...
¿Cuánto crees que durarás así? Fui a casa destrozado,
me metí en la cama con un Cola-Cao
y una Aspirina... Puse la televisión,
Y nada más ponerla...
el primer anuncio... ¡Uno del Sida!

Mi vecino vino a verme en seguida,
pero chico, qué te pasa ¿cómo estás..?
Chico tienes que cuidarte...
¿Cuánto crees que tu organismo podrá resistir..?

Chico tienes que cuidarte...
¿Cuánto crees que durarás así?
¿Cuánto crees que tu organismo podrá resistir..?


Madrid, Madrid

Siempre me he preguntado...
por qué la gente se queda aquí.
Quizás no haya otro sitio
que sea mejor para vivir.

Nos gusta amontonarnos dentro de los bares
para tomarnos la cerveza afuera en la calle.
Y es que Madrid... no tiene mal pero sí.

Hablando de chicas o estando con chicas
vivimos todos aquí...
y aunque hablamos más que estamos
no nos cansamos de mentir
y no hay que olvidar... Que yo soy de Madrid

Y ya sé que ya lo he dicho
en alguna otra canción...
es cierto que las estrellas
se ven en muy rara ocasión...

Los coches echan humo como en todas las ciudades
pero nadie se resigna a no pasear por la calle.
Y este Madrid... sigue siendo diferente...
y lo mejor que hay aquí, es que está lleno de gente.

Y ya sé que la verdad...
es que no soy nada imparcial
y no puedo negar... Que yo soy de Madrid

Y sé lo que digo... Tú vente conmigo...
Porque de Madrid... no se me ocurre nada más...

Qué te podía yo decir que no hayas oído ya...
Sobre esta hermosa ciudad...
Y no hay que olvidar... Que yo soy de Madrid

En esta pequeña... ciudad gris...
todos se quieren divertir...


México

Qué tal muchachos,
¿Cómo están? ¿Qué onda?...

Te escribo desde el bar de nuestro hotel,
ahorita mismo me traerán un café,
hay un americano con un pantalón muy raro,
parece que va a empezar a comer.

El sol es tan caliente en Monterrey,
que necesitas una buena razón, para moverte...
La luna es tan brillante, la noche tiene luz,
y un ángel la habrá pintado de azul.

Señorita, por favor...
suba otra botella de tequila.
Hace tanto calor, la vida siempre es tan tranquila...
Que voy a emborracharme en su honor.

Y a la salud de México,
porque ahora estoy en México,
México, uh, México
Y voy a emborracharme de tu honor... Ay, ay, ay...

Los hombres se emborrachan, con algunas cucarachas,
hay fuego en los ojos de las muchachas.
La música dispara, directamente al corazón...
¡Sal pronto de tu casa y ven a México!

Señorita, por favor...
suba otra botella de tequila.
Hace tanto calor, la vida siempre es tan tranquila...
Que voy a emborracharme en su honor.

Y a la salud de México,
porque ahora estoy en México,
México, uh, yeah, México...

Porque ahora estoy aquí,
estoy en México, oh!
México, uh, yeah...
Y voy a emborracharme en su honor.


Dulce Belén

La mitad de todo lo que digo
es un truco que aprendí
es buscar un poco el sentido
a lo que tú quieres oír.

Pero la otra mitad, la tienes tú
y desde un mar de niños nos llamas...
oh, Dulce Belén

Oh, Dulce Belén tú no tenías por qué
aún se te encendía la cara
dibujando una sonrisa
pero estoy tan triste qué...
me siento a un piano
y sin tener ni idea... toco algo.

Algo que no entiendo
que me está robando la razón
que me acerca hasta tus ojos
tenías que haber dicho que no
y es algo que no entiendo.

Oh, Dulce Belén
Nunca de pequeña te enseñaron a decir que no