HombresG.Net
Los LibrosLas PeliculasDiscografiaHistoria

Top Ten Reasons to Join


Amigos, Hermanos: Javier, el autor, me pide, y yo accedo gustoso, a prologar un libro sobre Hombres G. Y lo hago porque está escrito con rigor, es extraordinariamente ameno y porque además reivindica con justedad su verdadero papel en la música y en la sociedad de aquellos años. Por todo ello y porque no puedo dejar pasar la ocasión que se me brinda de que mi nombre siga unido al vuestro. El tiempo, como para todo el mundo, ha pasado. Sin embargo,
lejos de erosionar ciertos recuerdos, lo que hace es destacarlos y situarlos donde merecen estar. A tenor de lo que para mí supusieron los años vividos con Hombres G, mantengo que fueron los más felices y decisivos que podré disfrutar en ésta, mi única vida. Gracias a ellos en particular y a todos los que con ellos vivían y trabajaban en general, mi escala de valores, mis filias y mis fobias, mis inquietudes y quizá por ello mi carácter es el que es y no otro. Y creo que para bien.
Quiero decir que la amistad, la alegría de vivir, el estar por los demás, el sentido del humor que lo salpica todo, la lealtad, el ingenio como fuente de entendimiento, la creación artística como vocación que no contamina la vida diaria incluso si tiene éxito, la pasión por los viajes, la piel de la mujer y sus sentimientos, la humildad sincera, la nostalgia de nuestro país y de sus afectos, la hermandad con América y su maravillosa gente, el trabajo como herramienta que muestra el verdadero talento, y muchas otras cosas más, me fueran mostradas y saboreadas de las manos de todos ellos. ¡Cuántas personas y ciudades y países y hoteles! Y no recuerdo casi ningún momento negativo. Si acaso aquéllos producto del agotamiento y del exceso de responsabilidad, y siempre de puertas adentro. Nunca vi un mal gesto para con un admirador, un trabajador, un periodista o un desconocido cualquiera. Hablo siempre de ellos como personas educadas, de buen corazón que pasaban por donde lo hicieran con el gesto elegante y sencillo del que no conoce la maldad y por ello no ejerce. Recuerdo rostros con la sonrisa pronta y el gesto amable. Personas, antes que elementos indispensables de una industria poderosa. Aún encuentro imágenes de aquellos tiempos y me sigo
emocionando al vernos: Más jóvenes. Más desgarbados. Con el alma aún sin mediasuelas, pero unidos todos por lo que más nos emocionaba y nos emociona: la música. ¿Se puede pedir más? Yo he tenido la suerte de seguir siendo su amigo, su hermano. Sus familias, sus mujeres, sus hijos van unidos a mi existencia hasta que esto no sea posible. Cuanto más tarde ocurra, mejor, claro. Hemos deambulado por la vida y lo único que hemos hecho todos ha sido separarnos para coincidir. Hay gente que me pregunta si os echo de menos. Yo contesto que no es que yo os recuerde, es que jamás os olvido. Con la felicidad de ser parte de alguno de vuestros recuerdos más hermosos aprovecho estas líneas para proclamar a los cuatro vientos lo que vosotros ya sabéis: ¡Que os admiro casi tanto como os quiero! Gracias, amigos, hermanos...


Exclusive
Ficha Técnica:

Comentario con Hombres G
Subtítulos en Inglés
Selección de Escenas
Escenas del rodaje
Entrevista con Hombres G

» Ver Tráiler

Ficha Técnica:

Subtítulos en Inglés
Selección de Escenas
Escenas del rodaje
Tomas falsas
Discografía

» Ver Tráiler
Las Peliculas








♦ Biografía
Los Hombres G han sido, una de las bandas españolas de pop más importante de todos los tiempos. Sus impresionantes cifras de ventas, la gran dimensión internacional de su éxito todavía son recordados con adoración y, sobre todo, el fervor de sus fans quedaran permanentemente en el recuerdo, porque ellos fueron lo más parecido al fenómeno social que supusieron los Beatles que jamás haya surgido en Iberoamérica.

♦ Herederos de la "nueva ola"
La casualidad suele estar detrás de los más grandes descubrimientos, sean estos la ley de la gravedad, la penicilina o la clave para triunfar masivamente en el mundo del pop. Así, por casualidad, coincidieron un día Rafa Gutiérrez y David Summers, en los pasillos de Televisión Española, donde tenían que hacer un trabajo de figuración en el programa "Aplauso". Poco después Rafa le pidió a David que interviniera con el clarinete en el nuevo grupo que estaba montando con su hermano Felipe. David siempre había admirado al clarinetista Benny Goodman, por lo que había estudiado el instrumento. Era 1982, Tequila acababa de disolverse. Felipe estaba libre y Rafa no terminaba de ver claro su papel en los diversos grupos por los que había pasado, entre ellos Plástico banda que fundó junto a Toti Arboles y Eduardo Benavente. David accedió, pero a cambio le pidió que pusiera su guitarra para la maqueta que estaba preparando por su cuenta junto a dos amigos de la infancia, Daniel Mezquita Hardy (teclados y guitarra) y Javier Molina (batería) que, además, estudian con David en la Facultad de Ciencias de la información de Madrid. Una cosa llevo a la otra, y al poco tiempo Rafa comenzaba a trabajar con ellos, la banda existía desde varios meses atrás con diversos nombres, como Los Residuos o La Burguesía Revolucionaria. Ni siquiera tenían nombre, y después de rechazar el primero que se les ocurre, Bonitos Redford, se encantan finalmente por el título de una película Americana de 1935, "G-MEN", en España titulada "Contra el imperio del crimen", protagonizada por James Cagney, en la que los G-Men eran agentes especiales del FBI. En 1983 aparecieron su dos primeros singles, "Venezia/Milagro en el Congo" y "Marta tiene un marcapasos/La cagaste Burt Lancaster". Además de los cuatro G-Men, en la grabación participo también Fernando Cabello al saxo y dos amigas del grupo, Eva Dalda y Lydia Iovanne, a los coros. Cuando apareció el primero de los singles los Hombres G supusieron un soplo de aire fresco en medio de la "onda siniestra" de la que todos hablaban en Madrid, representada por los opresivos ritmos de grupos como Gabinete Caligari, Parálisis Permanente o Décima Víctima. Las vivificantes canciones que componía David recuperaban la inmediatez de la "nueva ola" y nos traían ecos de Los Zombies, Los Ejecutivos Agresivos, Los Nikis o Alaska y los Pegamoides, pero tocadas con una velocidad más próxima a Los Ramones, así que no es de extrañar que sus primeras actuaciones en Rock-Ola se convirtieran en una autentico acontecimiento social, aunque todavía nadie se imaginara hasta donde iba a llegar su éxito.

♦ 1984-1985
Su inicial compañía discográfica, Lollipop, no pasaba por Buenos momentos y llego un momento, a principios de 1984, que Hombres G se encuentran casi en un callejón sin salida, con una compañía incapaz de seguir apostando por ellos, y con las negativas de las grandes multinacionales a sus nuevas maquetas. En esta situación reciben una oferta discográfica. Se trata de Paco Martín, que acaba de montar un nuevo sello, Twins, y les ofrece grabar su primer álbum. A Paco le habló del grupo Ricardo Chirinos, cantante de Pistones, que le sugirió que se pasase por Radio España, aprovechando que el grupo iba a ser entrevistado en directo para promocionar uno de sus conciertos en Rock-Ola. Lo que allí oyó (y lo que vio en el concierto al que acudió esa noche) convencieron a Paco de que Hombres G era el grupo que tanto él como Pepe Escribano, propietario de las tiendas de discos Escridiscos, con quien había creado Twins buscaban ansiosamente y, después de hablar con ellos en los camerinos, todo quedo claro para firmar el contrato al día siguiente. Apenas dos semanas después se grababa en los Estudios Trak el disco, bajo las órdenes del productor Paco Trinidad. Titulado sencillamente "Hombres G", el grupo recuperó "Venezia" de sus canciones ya grabadas, además de presentar un tema que comenzará a sonar en las emisoras de radio a todas horas, "Devuélveme a mi chica". También empiezan a incluir baladas como la versión de Alice Cooper que, rebautizada "No llorare", graban en este disco, sin sospechar que van a ser el trampolín que les lanzara a lo más alto que nunca antes hubiera llegado un grupo de pop español. Las cosas, sin embargo, tardaron en despegar. Los sucesivos lanzamientos de Twins desde su creación habían fracasado y la paciencia de Pepe Escribano se agoto después de unas cuantas semanas en las que "Hombres G" parecía que iba a pasar sin pena ni Gloria, y abandono la compañía apenas dos semanas antes de que el apoyo de las radios se intensificara y las ventas fueran creciendo a gran velocidad: 50,000 copias a los seis meses, 150,000 un año después. Con el paso del tiempo llegaría a superar cifras millonarias. Ese año tuvieron que realizar cerca de cien actuaciones, a un ritmo agotador, a lo que había que sumar su coparticipación en todo tipo de programas de variedades de televisión y una "sesión continua" de promoción, sobre todo en revistas juveniles. Lógicamente el público adolescente femenino les adoptó como favoritos y el cuarteto comienza a verse seriamente presionado. Ya no podían pasear tranquilamente por ninguna calle, ni de Madrid ni de ninguna otra ciudad española, sin que hordas de chicas comenzaran a perseguirles.
♦ De Rock-Ola al mundo
En febrero del 1986 el grupo volvió a meterse en los estudios TRAK para grabar su Segundo álbum, que iba a titularse como una de sus primeras canciones, "La cagaste Burt Lancaster", y que un mes antes de estar en las tiendas ya tenía peticiones en firme por más de 60,000 unidades, cifra que seria amplísimamente superada en cuanto el disco apareció en el Mercado. Para esta ocasión recuperaron uno de los temas publicados en los singles de Lollipop, "Marta tiene un marcapasos", que sería uno de los tres singles que llegaron al número 1 de las listas de ventas españolas. Los otros dos fueron "El ataque de las chicas cocodrilo" e "Indiana". El impacto de este nuevo disco fue aun superior. El fenómeno fans parece sobrepasar todo lo imaginable: en Twins reciben cartas escritas con sangre, otras en las que los remitentes amenazan con suicidarse si no pueden tener una cita con los miembros del grupo, o declaraciones de amor (una zaragozana llego a enviar más de doscientas! Cartas, numeradas). Ni que decir tiene que "La Cagaste Burt Lancaster" es un nuevo éxito, igual que la gira del verano, saldada con una impresionante actuación en la plaza de toros de Las Ventas, con publico esperando la apertura de las puertas desde las ocho de la tarde anterior. Con el Mercado absolutamente consolidado en España, Paco Martín apuesta por llevar el grupo a América. Envía copias de los discos a distintas compañías de todo el continente, recibiendo la primera respuesta de las oficinas peruanas de CBS. Mediado 1986 se edita "Hombres G" en el país andino y, ante la sorpresa generalizada, el disco supera en pocas semanas las 50,000 copias. Dadas las circunstancias, poco después se publica también "La cagaste Burt Lancaster" y se repite la jugada, por lo que la siguiente llamada telefónica será de las oficinas centrales de CBS en Nueva York para distribuir a Hombres G en toda América. Tal y como había sucedido en Perú, Hombres G fueron también un éxito en México y Venezuela, donde obtuvieron discos de oro y platino. De sorpresa en sorpresa, en diciembre de 1986 el grupo recibe la invitación para asistir en Miami a la gala de los premios Bravo, ya que figuran como candidatos en tres categorías e iban a resultar ganadores como "Mejor Agrupación de Habla Hispana".

♦ Los Hombres G y el cine
Hombres G habían demostrado ser un filón. Después del verano de 1986 sumaban ya cerca del millón de copias vendidas de sus dos primeros discos en España y antes que comenzase a plantearse su tercer álbum ya tenían sobre la mesa la oferta de protagonizar una película autobiográfica que sería dirigida por el padre de David, Manuel Summers, uno de los directores cinematográficos y humorista gráfico más populares de España. El resultado iba a ser "Sufre, mamón", película que se rodó en Ibiza y Madrid, y que se estrenara en Marzo de 1987. La vorágine de trabajo era ciertamente demoledora. Nada más terminar el rodaje el grupo tenía que grabar su tercer álbum, sin haber tenido tiempo para preparar nuevas composiciones. Sin embargo, el lado positivo de todo este ritmo en el que se habían visto inmersos era que se había incrementado su capacidad de concentración. David se aisló una semana en una casa de campo que su familia posee en Huelva y a su regreso tenía compuestas doce canciones que, inmediatamente, se pusieron todos juntos a desarrollar antes de iniciar la grabación de "Estamos locos ¿O qué?" que, para evitar la presión suplementaria que ejercían las fans, se marcharon a grabar a Manchester, con el afamado productor hispano-chileno Carlos Narea, habitual encargado de los trabajos de Miguel Ríos. Que David estaba en racha queda demostrado que por el hecho de que, pase a la premura con que se había fraguado el nuevo disco, este contaba con un buen numero de grandes canciones que, nuevamente, iban a encaramarse a lo más alto de las listas de ventas, como es el caso de "Y cayó la bomba fétida", "Temblando", "Una mujer de bandera" y "No, no NO". Una vez más las ventas del disco se dispararon en los primeros días, hasta superar ampliamente las cien mil copias. Al mismo tiempo se producía el estreno de "Sufre, mamón" que colapsó la Gran Vía madrileña, donde se aglomeraron cerca de diez mil jóvenes. El caos fue de tales dimensiones cuando llego el grupo, con decenas de periodistas y reporteros gráficos intentando obtener instantáneas que, por motivos de seguridad, los cuatro se vieron obligados a permanecer varias horas en una habitación, sin haber podido ver siquiera la película, hasta que se calmara el tumulto. A los asistentes les paso casi lo mismo: aunque pudieran verla no podían oírla, por el ensordecedor murmullo que llegaba desde la calle, y porque las numerosas fans que habían logrado adquirir una entrada se pasaron toda la película cantando a pleno pulmón las canciones del filme.

♦ Giras descomunales
Avalados por el fervor popular, el grupo se embarcó en 1987 en una impresionante gira de sesenta actuaciones por las plazas de toros y estadios de fútbol de las más importantes ciudades españolas. Casi un millón de personas pudieron ver ese verano a los Hombres G en directo, que iban a prolongar la gira en octubre, con sus primeras actuaciones en directo en América, donde tenían previsto tocar en Ecuador, Chile, Venezuela, Colombia, Estados Unidos, y México. A su llegada a Perú desde las ventanillas del avión se veía una multitud de más de veinte mil personas que habían tomado la pista de aterrizaje del aeropuerto Jorge Chávez de Lima. Sin saber que pasaba, el comandante decidió no abrir las puertas hasta comprobar que sucedía. Con haberse fijado en las pancartas de saludo a los Hombres G desplegadas por doquier podía haber encontrado la solución al enigma.

¿Quiénes son?

Hombres G es una de las bandas con mayor trascendencia desde 1985 hasta la actualidad. Su éxito abarca España y países como México, Venezuela, Perú, Colombia, Ecuador y la población de habla hispana en Estados Unidos.


La sensación de estar inmersos en lo más parecido a la beatlemania que haya vivido jamás un artista español se vio incrementada por el hecho de contar con cuatro guarda espaldas en cada planta del hotel en el que se alojaban, para impedir que los fans llegaran a colarse (alguno lo logró) en las habitaciones del grupo. En Ecuador, país al que llegaran después de visitar Perú y Chile, los Hombres G dieron dos conciertos, ante 40.000 personas en cada uno de ellos. En total, fueron dos meses de intensa actividad promocional con la que sembraron una devoción que casi quince años después sigue inalterable, como demuestran las ventas de los discos.

♦ Nuevos proyectos
Después de un merecido descanso, el primero que tuvieron en tres años, 1988 comienza con un nuevo proyecto cinematográfico a cargo de Manolo Summers, y un buen numero de grandes composiciones escritas por David aprovechando la tranquilidad de que había disfrutado en Navidad de 1987. En marzo se rodó, entre España y las localidades mexicanas de Acapulco y Puerto Vallarta, "Suéltate el pelo" la película se iba a titular "La cagaste Burt Lancaster", pero hubo que cambiarse el titulo pocas fechas antes de su estreno por las amenazas legales del famoso actor norteamericano, y poco después se iniciaba la grabación de "Agitar antes usar", con canciones imprescindibles en su repertorio posterior de directo como la canción que da título a la película o "Nassau". El objetivo, que los dos proyectos salieran a la calle casi simultáneamente, poco antes del verano, para aprovechar el tirón promocional conjunto y realizaron una nueva y extensa gira por España, a la que siguió una nueva visita a América, tan agitada como la anterior, con la especial atención, esta ocasión, a México, donde ya suman más de dos millones de copias vendidas de todos sus discos, cifra que en España, en aquellos momentos un mercado sensiblemente más pequeño que el azteca, se reduce a la mitad, pese a ser la banda mas vendedora de toda la década. En 1989 aparece un nuevo disco, "Voy a pasármelo bien", título que bien puede hacer referencia a la situación que vive el grupo. Sin nada que demostrar, bien asentados con un público fiel que le sigue sin preguntas, a ese claro motivo que Hombres G puede permitirse el lujo de componer sin presión y, además, comenzar a mostrar otras preocupaciones. Ya no son un grupo de adolecentes. Son jóvenes que se han visto obligados, por sus especiales circunstancias, a vivir como adultos responsables de una maquinaria que necesita estar bien engrasada para funcionar. Ahora ya conocen todos los trucos del negocio, pueden tomar decisiones con los ojos cerrados y eso se nota. El stress al que han estado sometidos durante cinco años va a desaparecer. Van a hacer música para disfrutar, le guste o no al público, reflejando un mundo cada vez mas adulto, y van a realizar sus giras a ambos lados del Atlántico con otros ojos. Así surgirá también "Esta es tu vida", álbum grabado durante el verano de 1990 entre Madrid y Londres. Su forma de decir 'hasta luego' no pudo ser más espectacular: el 20 de mayo de 1992 apareció en el Mercado "Historia del bikini", su álbum más clásico y eterno, un disco producido por un alquimista de sonidos como Colin Fairley, por sus manos habían pasado ya artesanos del pop de la talla de Elvis Costello o Nick Lowe. Después de esto han ido apareciendo diferentes recopilaciones donde se recogen las mejores canciones del grupo, bien agrupadas bajo el concepto de singles o de baladas, pero nunca ofreciendo material inédito. Ahora, a principios del año 2002, el grupo vuelve a encontrarse para grabar dos nuevas canciones (En otro mundo y Lo noto), y recopilar algunas grabaciones inéditas que quedaron aparcadas con el paso de los años, pero no por eso dejando de ser grandes canciones. Con este repertorio han logrado un disco compensado entre el pasado, presente y... futuro, porque Hombres G vuelven a los escenarios por todo lo grande!


Sponsors
Te retorcerás entre polvos pica pica...
-Canción Protesta.

Que debe ser que la novia era muy guarra… y le pego al otro una infección que le picaba mucho después de echar unos cuantos polvos...

Porque si no, no me explico la venganza esa de mierda, los polvos pica pica te los quitas así, ¡Y te la puedes seguir zumbando!

-Don Mauro
Ver en video

© HombresG.Net   2002-2013   INICIO // PERIÓDICO // TABLETA // PODCAST // BLOG// FACEBOOK // TWITTER